Router Airlive WN-5000R 802.11n

Seguimos revisando los juguetes que nuestro nuevo sponsor, Airlive, quiere mostrar al mundo. En esta fría noche de otoño el producto que nos convoca es el WN-5000R, un router diseñado según el draft de la norma 802.11n que promete transmisiones de 300Mbps.

Introducción

Es el segundo producto que probamos de parte de nuestro nuevo sponsor, Airlive, pero la vez anterior habíamos obviado las formalidades. Hoy, en cambio, nos pondremos al día en ese aspecto.

Para empezar, les contaremos que Airlive es parte de OvisLink Corporation. Esta corporación  fue fundada en 1993 en Taiwan por un grupo de expertos en la industria quienes quisieron buscar la mejor combinación de calidad, servicio, tecnología y valor en la industria. Hoy en día OvisLink Corp. es una corporación internacional, que provee de soluciones de redes con más de 200 productos y cientos de distribuidores alrededor del mundo. En el año 2001 Ovislink decidió entrar al mercado de los dispositivos WLAN, para lo cual creó una nueva marca. Así nació Airlive, que en pocos años ganó premios, prestigio y un lugar entre gigantes que llevan décadas en la industria de la conectividad.

El Airlive WN-5000R se abre paso entre la creciente industria de los routers bajo la norma 802.11 "draft-n", la cual promete ser hasta 6 veces más rápida que la anterior, la 802.11 g., con unos 300 Mbps (Megabits por segundo, no MegaBytes por segundo) de ancho de banda teórico (vs los 54 Mbps de la norma antigua). Entre una de las cosas que lo destacan es su función WPS, Wireless Push Setup, en donde presionando un botón en el router y en el dispositivo compatible, puedes enlazar ambos sin tener que configurar nada, lo cual es grandioso. Otra función destacada es su función como repetidor WDS, de forma que aparte de actuar como Access Point (tal como todo router) puede hacer un "puente" con un router y una conexión existente para ampliar la red, o también hacer el puente entre varios routers para redes más grandes. Soporta varias normas de calidad de servicio, como son 802.11e, 802.11d, 802.11h, y WMM, y variada funcionalidad NAT. También soporta 802.11g+, un modo propietario en donde el ancho de banda teórico se dobla hasta alcanzar los 125 Mbps, y como no, también cuenta con la tecnología MIMO, la cual aumenta la tasa de transmisión y disminuye la tasa de errores, haciendo que la señal sea más "eficiente".

El producto que revisamos también viene con un dongle USB, un pequeño dispositivo tipo pendrive que puedes conectar a cualquier computador actual con Windows para tener internet "instantáneo" en tu computador, puesto que además este aparato soporta WPS, estableciendo un vínculo con el router con un sólo botón.


Primera Mirada

Especificaciones

Modelo Airlive WN-5000R

- Router Wireless 802.11N
- Función de repetidor WDS, con WEP, WPA y WPA2
- Flujo de datos 2T3R
- Tecnología 802.11n, 300 Mbps en Velocidad de Transferencia Inalámbrica
- Soporte 802.11e, 802.11d, 802.11h y WMM
- Soporte Botón WPS
- Soporte MIMO
- Certificado WiFi 802.11b/g/draft-n en 2.4 GHz
- Soporte NAT con Port Triggers
- Soporte DDNS (DynDNS, TZO)
- Soporte IPSec/PPTP y Virtual Server, DMZ
- Seguridad WEP 64/128 bits y WPA-PSK, WPA2-PSK.
- Firewall anti ataques DoS

Modelo Airlive WN-5000USB

- Dongle USB WiFi
- Compatible con WiFi 802.11b/g/draft-n
- Compatible con Windows 2000/2003/XP/Vista
- Soporte Botón WPS y Zero-config
- Función QoS
- Antena de alta eficiencia
- Soporte de encriptaciones WEP, WPA y WPA2
- Soporte MIMO


Construcción y Primera vista

La presentación de la caja del producto es bastante común, y presenta una imagen referencial del mismo, la marca, las características principales, y dos pegatinas: Uno es la certificación IEEE 802.11n, que es uno de los puntos más fuertes y que más destacan a este equipo, y el otro se refiere a una promoción especial en la que se señala la inclusión de un dongle WiFi 802.11n, para añadir dicho radio WiFi a aquel equipo que no lo tenga por defecto.

Nuestro router de pruebas de Airlive efectivamente viene con dicho dongle, de modo que ampliaremos nuestra batería de pruebas para mostrarles de lo que este pequeño aparato es capaz.

Bien, por los costados podemos ver algunas de las características destacadas, y toda la caja está matizada con una conjugación de tonos celestes, azules y blancos, y de un tamaño relativamente pequeño.

Por abajo, las especificaciones del producto en varios idiomas.

Bien, basta de ver la caja y hora de ver lo que hay dentro de ella.

Abriendo la caja

Al abrir la caja, vemos de inmediato dos secciones de cartón separadas: en una de ellas encontramos la unidad principal (el router), mientras que otra pequeña caja de cartón contiene el pequeño transformador de energía.

Realmente es pequeño, de un tamaño similar al de algunos adaptadores de energía de celulares modernos, lo cual es excelente (sobre todo cuando te falta espacio en tu ya atochada zapatilla eléctrica).

Debajo de todo esto encontramos el dongle USB WiFi 802.11n incluído en la promoción especial de Airlive, un par de manuales rápidos, tres discos de instalación (compatibles sólo con Windows… una lástima para quienes quieran usar el dongle en otra plataforma, como yo), un alargador USB para el dongle (muy útil), un cable de red corto (de color beige, feo), y sería.

Todo viene bien envuelto, amarrado y en su lugar, lo cual es de esperarse en un buen producto.

El router en sí es de un color azul eléctrico opaco, color que debo decir me gusta bastante. La calidad de construcción, o mejor dicho la del plástico, es buena, no cruje pero sí cede en su parte inferior si se presiona con la suficiente fuerza. Los acabados son de muy buena calidad, no tiene bordes mal limados ni nada por el estilo, y las curvas le adhieren cierta gracia al diseño del equipo, aunque, debo ser sincero, de lejos no da la impresión de ser robusto… se ve algo barato… "cheap" sería la palabra que ocuparían los angloparlantes. El equipo es bastante ancho, pero es muy plano, lo cual no sirve de mucho ya que al extender sus tres antenas su altura crece considerablemente.

En el panel frontal están las típicas luces de estado que todos disfrutamos viendo en la noche (sobre todo esas muy brillantes que no te dejan dormir), estando en primer lugar, de izquierda a derecha la luz de encendido, el testigo de WiFi encendido (que es el único en color naranja), el testigo de conexión al módem, uno que indica la velocidad 10/100 Mbps (según corresponda, y para cada uno de los cuatro puertos de red) y otros cuatro que indican si hay cables conectados. En cuanto a ventilación, el equipo cuenta con ranuras arriba, y a ambos costados, por lo que parece que la ventilación es eficiente. Este es uno de los puntos más importantes para mi gusto, ya que una mala refrigeración vuelve a un equipo altamente inestable, y me he quebrado la cabeza muchas veces por eso.

Afortunadamente este equipo apenas se calienta (a diferencia de mi router de batalla, un Belkin Wireless G, que es mi estufa portátil) y, aún cuando no pueda demostrarlo ni probarlo (estamos en invierno), no debería tener problemas en climas muy calurosos, en donde la mayoría de los routers, modems, y equipos de refrigeración pasiva en general sucumben ante el implacable Dios Sol (no, no Luis XIV…).

Por atrás, tenemos las tres antenas plásticas (colapsables, pero no extensibles ni removibles), los puertos de red (4 + 1 destinado al módem), el botón de reset y el botón para activar la opción de vínculo automático, WPS.

El dongle USB, por su parte, es más grande que el común de los pendrives actuales y está hecho enteramente de plástico con una tapa de ídem transparente para proteger el conector USB. El plástico es muy duro (aunque las uniones crujen un poco) y está recubierto en un acabado azul semi-brillante (que no es el mismo que el del router). En un costado tiene el botón para la función WPS, y tiene un testigo de luz verde para indicar que está activo y/o recibiendo datos.

Respecto a los manuales, son bastante básicos aunque vienen en varios idiomas y bien impresos, aunque únicamente indican la configuración inicial de ambos dispositivos. NO hay manuales que describan las funciones del router, al menos no impresos (hay uno electrónico en los CDs).

Configuración del router

La configuración física del router, esto es, conectar los cables desde el módem al router y obviamente el transformador al mismo es sumamente simple y no difiere de los otros routers. Los puertos RJ45 (también llamados puertos de red o Ethernet) son metálicos, lo cual es un pro ya que es más difícil que se rompan en un accidente o algún suceso de otra naturaleza equivalente a un error en la capa 8.

Tanto el puerto destinado para el módem como los destinados a los clientes de red están claramente demarcados por nombres y de manera física (el puerto "WAN" está separado de los puertos "1, 2, 3 y 4" como un conector aparte).

Ahora es turno de la configuración por software del router, para que todos podamos ver nuestros sitios de dudosa procedencia de manera inalámbrica vía WiFi. Para ello accedemos a la configuración del router vía interfaz web, como la gran mayoría de los routers (hay algunos, como el caso del Apple Airport Extreme al cual se accede por una aplicación). Una vez que abrimos nuestro navegador web favorito y apuntamos la dirección por defecto del router, 192.168.2.1, se nos pedirá indicar un nombre de usuario y contraseña. En nuestra primera configuración, es cosa de usar los que vienen indicados en el manual y estaríamos a pasos de dejar a nuestro hogar u oficina con "Internet inalámbrico". Es sumamente recomendado de que después de la configuración inicial se cambie, al menos, la contraseña del router, ya que usuarios inescrupulosos podrían alterar la configuración de nuestro aparato sin nuestro consentimiento.

Bien, si todo ha salido de la manera correcta, deberíamos encontrarnos con la pantalla de inicio del router. Para ser francos, la versión del firmware que venía por defecto en el router, la 1.0, era bastante fea y se veía muy básica (la actual cambia bastante) ya que sólo hay cuatro botones para acceder a apartados como el Asistente de Configuración, Configuración General, Información de Estado y Herramientas. No es hasta que no accedemos a cada una de ellas cuando nos damos cuenta que realmente abarcan muchas más opciones.

Por ahora nos remitiremos al Asistente de Configuración, que es nuestro punto de inicio si queremos disponer de Internet inalámbrico. Al iniciar, lo primero que vemos es el ajuste de fecha y hora, el cual además dispone de la posibilidad de especificar una dirección de un servidor de tiempo para ajustes automáticos de la hora. A pesar de que es una buena opción para usuarios entendidos, no es algo muy amigable con el usuario novato, y hubiese preferido que hubiesen mostrado una lista con direcciones por defecto en adición de poder personalizar dicha dirección, porque un conjunto de números y puntos puede ser algo raro para los primerizos.

Nota del editor: Desde la primera revisión de este review hemos actualizado el firmware a la versión 1.37, el cual ahora tiene explicaciones bastante más amigables. Todas las capturas de pantalla presentadas en este análisis corresponden a la última versión del sistema.

En el segundo paso del asistente se nos presenta la lista del tipo de conexión a Internet que tenemos. Entre los conocidos como la conexión por Cable Módem y la PPPoE (conexiones que usamos en Chile), también podemos seleccionar conexiones DSL por IP fijo, L2TP, PPTP y Big Pond para los usuarios de Australia. Las descripciones de las conexiones tampoco son muy amigables al usuario primerizo, ya que están llenas de palabrerías técnicas y de poco sirven para saber cuál se debe elegir. Ahora, los usuarios de Cable Módem estarán felices de saber que esta opción viene con un clonador de dirección física MAC, y que las opciones de los demás tipos de conexión son sencillas, aunque no viene ningún tipo de explicación junto con ellas.

Otro punto muy importante es el apartado de Configuración General. En el se nos presentan las opciones de Sistema, WAN, LAN, Inalámbrico, QoS, NAT y Firewall. En Sistema (System), podemos ajustar la zona horaria, cambiar nuestras contraseñas y configurar el manejo remoto, de modo de acceder desde Internet, con un computador designado, a nuestro router.

En WAN (Wired Access Network, o Red de Acceso Alámbrica) encontramos exactamente las mismas configuraciones que el Asistente inicial, de modo que creo que es un poco redundante.

En LAN (Local Access Network, o Red de Acceso Local) podemos definir la IP y la máscara de subred de nuestro router, si queremos o no que actúe como servidor DHCP, el tiempo en que el servidor DHCP cambia las IPs dinámicas asignadas a los clientes y el rango permitido para las mismas, y si es que queremos que se asignen IPs estátic
as, vinculando la IP designada a una dirección MAC específica. Además de todo esto, existe la opción de activar el protocolo Spanning Tree (norma 802.1d), el cual, si es que los dispositivos de red son compatibles, evitará bucles en la red al normar las formas en que los puentes y conmutadores se comunican entre sí. En el caso de existir bucles, el sistema Spanning Tree buscará rutas alternativas de comunicación en la red, y mantendrá a la red interconectada.

En Wireless (Inalámbrico, o WLAN) veremos varias subopciones, partiendo por la página de inicio en donde podemos apagar la opción inalámbrica de nuestro router inalámbrico (pero… eso no tiene mucha gracia). Cada una de estas subopciones se van abriendo como una ventana nueva en nuestro navegador, lo cual es bastante irritante.

En Configuración Básica, dentro de Wireless claro, podemos elegir el modo de nuestro router: Sólo Access Point (AP), Puente AP punto a punto, Puente AP punto a multipunto, y Puente AP con WDS, opción de la cual hablaremos más adelante. Como ven, esto nos sirve para establecer o expandir una red ya existente. También podemos establecer la banda (B, N, B+G, G, B+G+N, todas en los 2.4 GHz), el nombre SSID de la red, y el número de canal, de 13 disponibles en la banda 2.4 GHz.

Configuración Avanzada tiene una serie de opciones en la que no profundizaremos ya que necesitan de un extenso apartado sólo para explicarlas, así que nos limitaremos a señalar las más interesantes, WWM y Turbo Mode.

La primera (WMM, Wireless Multimedia Extensions) es también conocida como la norma 802.1e, la cual es básicamente una forma de garantizar que aplicaciones de voz y video tengan prioridad de ancho de banda, aunque, por supuesto, de forma teórica. Es una forma de QoS (Quality of Service) orientado a aplicaciones multimedia, como Skype. Ahora, Turbo Mode es un modo en el cual el router dobla el ancho de banda en su modo inalámbrico al conectarse a otros aparatos que soporten el mismo modo (802.11g+), por ende, en modo 802.11g+, la velocidad teórica sería de 108 Mbps, el doble de lo normal (54 Mbps).

En Security Settings, podemos cambiar la encriptación (Sin encriptación, WEP, WPA y WPA RADIUS).

Vamos a describir rápidamente cada uno de ellos:
- Sin encriptación: Puedes habilitar autenticación 802.1x.
- WEP: Puedes elegir la longitud de la contraseña (64 o 128 bits), el formato (Hexadecimal o ASCII), la contraseña por defecto (de las cuatro que puedes especificar) y, por supuesto, las cuatro contraseñas.
- WPA con llave pre-compartida: Seleccionas el cifrado (TKIP para WPA y AES/Mezcla para WPA2), junto con el formato de la contraseña (frase, hexadecimal) y la contraseña en sí.
- WPA RADIUS: Esta opción comparte los tipos de cifrado de la anterior, pero agrega el poder especificar la IP del servidor RADIUS, el puerto y la contraseña del mismo.

La opción de Filtro de Acceso por MAC es bastante común: especificas la MAC y agregas un comentario para cada MAC que ingresas, de modo que después es mucho más fácil saber qué dirección corresponde a qué.
El apartado de Configuración de WPS se compone básicamente de dos partes: La opción de habilitarlo o no y configurar los dispositivos WPS. Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Qué es WPS? Bueno, no es más que una forma segura de enlazar dispositivos compatibles sólo presionando un botón o por un código PIN. Por supuesto, ambas formas están disponibles como opciones configurables.

Pasando a opciones completamente diferentes, tenemos a QoS, la cual es una forma de obtener mejor rendimiento en la red al priorizar cierto tipo de tráfico en la misma. Puedes seleccionar qué servicios o protocolos (según puertos en la intranet o la Internet) tengan prioridad, qué tipo de prioridad y limitar cuánto ancho de banda de subida y bajada máximo puede tener cada servicio, como también establecer un límite de ancho de banda global para todo tipo de comunicación desde el router.

La opción de NAT (Network Adress Translation), la cual te permite hacer que todo el tráfico de salida de cualquiera de los clientes de la red accedan a internet por un mismo IP público o por múltiples IPs públicos (de modo de dificultar el acceso no autorizado a algún cliente de tu red), tiene variadas opciones. El primer submenú nos presenta la opción de activar NAT, e independientemente activar NAT rápido. Otra de las opciones es Port Forwarding, que permite redirigir el tráfico de Internet a una máquina específica. En él seleccionas la IP de la máquina a dónde quieres redirigir y el tráfico que quieres redirigir.

Avanzando, tenemos Virtual Server, en donde, como el nombre lo dice, permite crear un servidor virtual exponiendo su IP a Internet para acceder desde fuera de la red al mismo. Especificas la IP privada del computador dentro de la red, el puerto privado, el tipo de puerto de salida, el puerto público y un comentario.

En Special Applications puedes aplicar reglas especiales (si es que tienes activado NAT) para aplicaciones que no pueden funcionar normalmente con NAT activado. Aquí especificas un IP, el puerto TCP que quieres liberar (con una útil lista de juegos comunes, una de las aplicaciones que necesitan múltiples conexiones), un puerto UDP para abrir, y un comentario. La lista de juegos, si bien no es "infinita", tampoco es mala, y siempre se agradece ese tipo de ayudas al tener que hacer el tedioso trabajo de regular el tráfico desde y hacia el router.

Una penúltima opción, UPnP, te permite simplemente activar o desactivar este servicio. Las ventajas de UPnP son bastante amplias, pero en general se puede resumir que, entre aplicaciones y dispositivos que soporten la norma UPnP, puedes hacer que se configuren automáticamente sin necesidad de intervenir o hacer las configuraciones manuales. En un ejemplo práctico, puedes hacer que tu programa de Torrents favorito compatible con UPnP configure automáticamente el router para abrir los puertos que necesita tener abiertos, y todos felices cantando alrededor de una fogata… a la que no fui, por que no sabía que habían cambiado la fecha de la fogata y… ehh, ejem, sigamos con lo nuestro.

La ultima opción de la configuración general es ALG Settings (Application Layer Gateway), en donde se presentan una serie de aplicaciones predefinidas que puedes especificar y que necesitan de configuraciones específicas si es que NAT está activado… o al menos eso dice Airlive. En cualquier caso, nunca está de más ese tipo de ayudas extra, ya que no es raro que ciertas aplicaciones sean un dolor de cabeza de configurar bajo NAT.

Como el último gran apartado de la General Setup (Configuración General) tenemos a Firewall… y es sólo prender y apagar. Sí, nada más… lo otro lo configuras en NAT.

Como tercer gran apartado de opciones tenemos Status (Estado), con los submenus de Internet Connection (Conexión a internet), Device Status (Estado de Dispositivo), System Log (Registro del Sistema), Security Log (Seguridad del Sistema), Active DHCP Client (Cliente DHCP activo) y Statistics (Estadísticas). Todas son bastante genéricas y puedes ver cosas como el tiempo en que el router ha estado activo, la cantidad de paquetes enviados/recibidos, las IPs que han sido asignadas, el tiempo en que han sido asignadas, y los clientes activos. También puedes obtener un registro de texto bastante completo de lo que se conecta, cómo se conecta y cuándo lo hace, tanto orientado a la seguridad como al sistema en general.

El cuarto gran conglomerado de opciones se refieren netamente al funcionamiento del router en sí, y son las Configuration Tools (Herramientas de Configuración), Firmwar
e Upgrade (Actualización de Firmware) y Reset. Aunque las mismas se describen por sí solas, cabe destacar que hay una herramienta que permite hacer un respaldo de todas las configuraciones, crear un archivo y dejarlo guardado de forma segura en tu disco duro o en algún otro medio de almacenamiento, de modo tal de que si ocurre un reseteo general (o una pérdida) de tu router, simplemente cargas tu archivo de respaldo de la configuración y sigues trabajando como si nada, sin tener que volver a hacer tooooodo denuevo.

Pruebas

Alcance

Para medir el alcance,  lo estableceremos según el medidor de señal de nuestro notebook de prueba (un Macbook Pro, 3a generación), dentro de un departamento y fuera del mismo, estableciendo un cálculo de la distancia lineal señalando el punto donde ya se pierde la señal.

En términos prácticos, en un depto con gruesas paredes de concreto  la señal se mantuvo estable prácticamente al 100%, y al salir del mismo al pasillo entre el conjunto de departamentos, la señal atravesó los muros de concreto hasta llegar a aproximadamente 16 metros lineales desde el receptor hasta fuera, en un ambiente que se puede calificar como indoor, en modo mixto, y con unas seis o siete redes adicionales. Probablemente se puede obtener mayor rendimiento de la señal en edificaciones de paredes más delgadas y experimentando con opciones avanzadas de configuración. En resumen, y aunque es una apreciación totalmente superficial, pensamos que  para ambientes hogareños las necesidades están bien cubiertas con el WM-5000R.

Metodología

La metodología de pruebas para medir y comparar la velocidad de transferencia será simple: Tenemos un archivo de 165 MB (que es un trailer de una película), el cual será transferido en una red creada por nuestro router, de un cliente en la red a otro, ambos contando con soporte para WiFi 802.11b/g/n, con seguridad WPA, la cual podría tener un impacto en el rendimiento, con todas las demás características por defecto.

Se probará los distintos modos en el mismo canal, y a la misma frecuencia, procurando de que siempre se cuente con el último firmware disponible para el equipo en cuestión. Luego, en caso de existir otras frecuencias, se probarán también. Se contará el tiempo en que el archivo comienza a ser transferido empezando desde el mismo instante en que se indica que se está preparando la transferencia, y se medirán las ganancias de velocidad entre distintos modos y frecuencias. En este caso, el router sólo soporta una frecuencia y cinco modos, y los probaremos todos con los mismos computadores clientes y, por supuesto, en el mismo entorno, de modo de minimizar las variaciones entre una prueba y otra.

En nuestra prueba de velocidad de transferencia se transfirió un archivo de 165 MB desde el sistema Mac OS X 10.5.2 a un sistema Windows XP SP2, ambos por vía inalámbrica variando los modos de conexión en el router. El computador corriendo XP SP2 usaba el dongle USB Airlive, mientras que el que corría Mac OS X usaba el chip Airport Extreme (compatible con 802.11n) que trae integrado.

Resultados

Nuestra primera prueba anticipó que este experimento no sería sencillo. Mientras que todos los demás resultados son consistentes con lo esperado, el modo 802.11n demostró un pésimo rendimiento. Intentamos cambiar de canal de transmisión, por si los resultados mejoraban… y salieron peor.

Optamos por correr las pruebas de dos maneras. Con el Macbook pro y su adaptador Airport Expreme transmitiendo al PC con Windows XP en modo inalámbrico, esto es, con el PC recibiendo a través del dongle USB, y en modo ethernet, con el PC conectado directo al router, quien haría de intermediario para recibir inalámbricamente el archivo. Este experimento fue probado a su vez en modo 802.11g y 802.11n, de lo cual obtuvimos los siguientes cuatro valores.

Todo parece reafirmar que el modo 802.11n no funciona bien. Lo único que queda por comprobar es si es que hay alguna incompatibilidad entre la tarjeta de red inalámbrica de nuestro computador de pruebas y el chip inalámbrico del router, lo que podría causar la baja del rendimiento.

Decidimos realizar una última prueba, en donde descartamos el uso del chip Airport Extreme del Macbook. El PC se mantuvo conectado por Ethernet, mientras que el Mac reemplazó su conectividad inalámbrica por el dongle USB. El resultado nos reveló que, dejando de lado el Airport Extreme, la transmisión en modo 802.11n sí muestra una ventaja por sobre el modo 802.11g.

Estos resultados son sumamente interesantes. Primero que nada, es importante recalcar que no son directamente comparables con los anteriores, por lo que hay otros factores que inciden en la medición. Segundo, esto nos indica que definitivamentehay alguna incompatibilidad entre el adaptador Airport Extreme del Macbook  y el router en el modo 802.11n, la cual es inexistente usando un computador con el dongle USB, el cual parece ser perfectamente compatible. Tercero, aunque en primera instancia el lector podría pensar que la solución es usar siempre el dongle USB, lo cierto es que si se tiene una red en donde más de un computador tenga su propio adaptador 802.11n, probablemente más de uno sea parcial o totalmente incompatible con el modo 802.11n del Airlive WN-5000R y se termine optando por dejar toda la red en modo 802.11g lo cual, dicho sea de paso, no parece tener tanta incidencia en la velocidad final de transferencia.

Finalmente, desglosemos la prueba: Bajo estas condiciones, la ganancia entre la velocidad entre 802.11g a 802.11n es de 20 segundos. Recordemos que, técnicamente, la ganancia debería ser de más de seis veces para 802.11g normal, pero, ya que este router es compatible con 802.11g+, debería ser del órden de dos y media veces aproximadamente. Claramente, en la vida real, no es así.

Conclusión

En conclusión, este parece ser uno de esos equipos con cierto potencial oculto, el cual es un arsenal de opciones y configuraciones, algunas de ells bastante avanzadas y demandadas, pero con ciertos detalles que pulir. El firmware original del equipo (1.0) tenía bastantes bugs, una interfaz web que dejaba que desear tanto en diseño como en contenido, y un modo 802.11n y 802.11b/g/n que funcionaba de manera extremadamente inestable, haciéndolos casi inutilizables. Afortunadamente, muchas de esas cosas cambiaron con el firmware 1.37, sin embargo, creo que faltó cierto control de calidad, y siguen existiendo ciertos bugs menores en la interfaz web, los cuales, si bien no son terriblemente importantes, son detalles que pueden causar molestias.

Una de las cosas que más me gusta es que es muy estable, lo cual es una de mis prioridades en estos aparatos, y puede permanecer encendido durante largo tiempo sin problemas de sobrecalentamiento o cosas de ese estilo. Su diseño también es un punto fuerte, ya que combina tres antenas en un aparato bastante delgado, estilizado, pequeño y convenientemente ventilado, convirtiéndolo en un equipo que no pasará inadvertido, pero de buena forma. El sistema completo es muy transportable ya que las antenas se colapsan, y cabe fácilmente en un bolso pequeño junto con su pequeño transformador y t
odos los cables necesarios. El botón de WPS es otro de los detalles geniales del Airlive, y al tener más dispositivos compatibles, facilita las cosas en extremo para crear nuestra red. Añadido a esto, el hecho de que venga con un dongle USB WiFi es inmensamente práctico, sobre todo porque es probable que tengamos uno que otro computador en casa, sin WiFi, y que necesitemos conectar de manera inalámbrica.

Pero como todo producto, este también tiene sus flaquezas, y ciertas deficiencias. El modo 802.11n de este router es algo quisquilloso, y como hemos podido observar, funciona como se debe sólo con los chips compatibles, y con otros entrega un pésimo rendimiento. Esto no es muy bueno, pero es entendible, dado que WiFi "N" aún está en pañales, debido a que los dispositivos actuales que lo integran no son realmente "N", sino que "Draft-N", un tipo de borrador o anteproyecto de la verdadera norma "N". Las incompatibilidades, por ende, son de esperarse. Además de eso, a diferencia de la ENORME ventaja de velocidad entre 802.11b y 802.11g y g+; la diferencia entre 802.11g y n son relativamente marginales, y no son ni de cerca las promesas de muchas compañías de "seis o dos veces" la velocidad. Cabe preguntarse ¿Vale la pena cambiar todo nuestro equipamiento para tener una red 802.11n exclusiva? Personalmente, estoy perfectamente bien con 802.11g+, que es mucho más compatible y más masivo.

Lo bueno

  • Atractivo y bien pensado diseño.
  • Tamaño pequeño y transportable (sobre todo el transformador).
  • Inmensa cantidad de opciones y configuraciones.
  • Buena velocidad de enlace, y buen alcance, con antena de 3dBi
  • Alta estabilidad.
  • Sistema WPS, para configuración automática de dispositivos compatibles
  • Soporte WPA2, WPA2 RADIUS.
  • Modo AP y repetidor WDS.
  • Modos n exclusivo, g exclusivo, b exclusivo, b/g/n mixto, b/g mixto.
  • Gran cantidad de normas QoE, como 802.11e, 802.11d, 802.11h y WMM.
  • Dongle USB WiFi 802.11n incluído, junto con cables USB y Ethernet.
  • Soporte modo MIMO.

Lo Malo

  • Hay que buscar las actualizaciones de firmware de forma manual.
  • Las opciones de configuración no vienen con una explicación de cada una de las opciones.
  • No hay documentación impresa de las configuraciones.
  • La interfaz es relativamente poco amigable (antes era peor).
  • En los CDs sólo hay drivers para Windows.
  • Los modos mixtos son más lentos que los modos exclusivos.
  • Sólo hay soporte para la banda de los 2.4 GHz.

Lo feo

  • El modo 802.11n, una de las características más destacadas, es incompatible con ciertos chips y la ventaja de rendimiento es marginal comparado con la norma anterior.
  • Hay varios bugs en la interfaz web.
  • No hay controladores disponibles para Mac OS X.
powered byDisqus