Antec Skeleton

Un gabinete que no es un gabinete. No tiene puertas, ni ventanas, ni costados, pero si es un buen aliado para montar componentes de computador dentro. El manjar de los overclockeros más extremos y los revisores de hardware esta acá: Antec Skeleton.

El conocido por todos y renombrado fabricante Antec ha dado un paso en dirección a los desconocido, y si, decimos desconocido porque nunca a alguien se le había ocurrido la idea de hacer un gabinete abierto, al más puro estilo de una plataforma de pruebas como las que usamos a diario en nuestros laboratorios. Es así como Antec, junto a su equipo creativo y de diseñadores dieron vida al Skeleton, que como su nombre lo indica es literalmente el esqueleto de un gabinete. A simple vista se ven sus cuatro pilares plateados que toman contacto con su base en color negro mate, dejando entrever todo lo que trae adentro. Ahora, la calidad y el diseño de este gabinete parecen insuperables hasta el momento y creemos que es difícil que otro fabricante que no sea de la talla de Antec se embarque en un diseño tan audaz para un gabinete.El Skeleton permite tener un contacto directo con el hardware, hacer cambios rápidamente y además entrega un look que muchos de nuestros geeks quisieran tener en su escritorio.

Apelando a su curiosidad de ver que es el Skeleton, los invitamos a seguir leyendo una nueva revisión de CHW, con el gentil auspicio de Antec DESIGN.

Empaque y Gabinete

La caja del gabinete es sólida y sobria. Por sus caras tiene imágenes del gabinete y el lema del Skeleton, Think Beyond the BOX.

El gabinete no se parece a nada que hayamos visto antes, pero sigue cumpliendo la función de contener todo el hardware.

Lo que más destaca del gabinete es el gran ventilador que tiene en la parte superior, conocido como Big Boy, que con sus 250mm promete un bajo ruido y un alto flujo de aire.

A pesar de no poseer una estructura como la que conocemos, parte del esqueleto del gabinete es la que actúa como frontal, donde se alojan los botones de encendido y reinicio, los puertos USB, un Firewire, un puerto eSATA y los conectores de audio(micrófono y audifonos)

Por la parte trasera vemos solo un soporte de acrílico, que brinda soporte para las tarjetas que se instalen en la placa madre.

Estos interruptores son los encargados de controlar dos funciones del ventilador. El primero -de izquierda a derecha- controla el juego de luces que tiene el Big Boy, mientras que el interruptor de la derecha controla las revoluciones del ventilador en tres pasos.

De perfil se pueden apreciar las manilla que posee en la parte superior de la curva, mientras que en la parte inferior hay una rejilla que ayuda a contener los cables que pasan por dentro del gabinete.

En cada extremo de la rejilla lateral hay un seguro plástico como este, que la sostiene en su lugar hasta que decidamos quitarla.

Como puede observar, toda la parte inferior lateral del gabinete esta cubierta con la rejilla, luego de quitarla queda un gran espacio como para manipular los cables de la fuente de poder y los del sistema.

Así lucen las rejillas fuera del gabinete, ambas son metálicas.

Por debajo también vemos que se ha preferido tener grandes espacios abiertos, para mejorar la manipulación de los cables y también es posible sugerir que la fuente de poder podría instalarse con su ventilador para abajo, ya que el aire tendría por donde escapar.

Los accesosrios son pocos pero necesarios, comenzando con un completo set de tornillos, sujeciones para colocar discos duros de 3,5" y un par de guías plásticas para los cables, cosa de mantener el orden "dentro" del gabinete. Extrañamos el manual del gabinete, ya que solo nos encontramos con estos instructivos básicos dentro de la caja.

En bolsas pequeñas y completamente aislados vienen tornillos especiales para los dispositivos ópticos, discos duros internos y externos. Estos tornillos cobran vital importancia para ser utilizados con los sistemas de montaje rápido que posee el Skeleton.

Acá se puede ver en detalle como es el sistema de sujeción rápida para los discos duros internos y dispositivos ópticos, que consta de una lámina metálica que se sujeta al fondo del dispositivo y un seguro plástico que se engancha al tornillo especial que se le instalar al disco duro o al óptico, según sea el caso.

Este ventilador es quien refrigerará a los discos duros internos, siendo de montaje rápido y simple.

Por la parte frontal vemos que el ventilador también cuenta con una rejilla con motivos hexagonales, haciendo juego con las rejillas laterales.

Armando la Plataforma

Para comenzar el armado lo primero que se debe hacer es soltar a ambos lados estos dos seguros, que no son más que un tornillo de apriete fácil que impide que el carro salga del gabiente.

Luego de soltar ambos seguros podremos deslizar el carro hacia afuera hasta que tope.

Luego de presionar este seguro(para abajo) el carro se liberará del esqueleto del gabinete.

Aprovechando que tenemos "desnudo" el gabinete le daremos un vistazo más de cerca.

Estos es uno de los soportes por donde se guía el carro con todo el hardware. Podemos agregar que el sistema es muy suave y es de fácil manejo.

La contra parte del soporte, un riel metálico que cubre por completo todo el trayecto del soporte, quedando completamente oculto.

Por la parte trasera vemos este gran trozo de acrílico que hace las veces de soporte para las tarjeta que le instalaremos a la placa madre.

Acá tenemos el el carro donde instalaremos todo el hardware de la plataforma y como imaginan correctamente, se puede seguir desarmando.

Por la parte inferior del carro hay una pequeñas ruedas de goma para que al deslizarlo no tenga opción de dañar el acabado negro.

Luego de quitar la lámina metálica que hace de soporte para la placa madre el esqueleto interno del Skeleton está casi descuartizado por completo.

Ahora quitamos el soporte para la fuente de poder. En este punto ya hemos quitado todo lo que era posible quitarle al carro donde instalaremos todo el hardware de la plataforma.

Ahora comenzaremos el verdadero armado instalando la placa madre -junto con el procesador y las memorias- en su respectivo soporte.

Ahora es el turno de la fuente de poder.

Como pueden observar, la parte inferior del soporte permite que el aire del ventilador de la fuente de poder escape por la debajo del gabinete.

En el paquete de accesorios dijimos que venían unos soportes especiales para agregar cuatro discos duros más a la plataforma, pero esto no es lo sorprendente, ya que la forma de instalarlos es completamente fuera de lo común.

Este soporte se engancha por la parte lateral del gabinete y listo.

Así se ve el disco duro en la parte media. En cada lado del gabinete se pueden instalar dos discos con la ayuda de esto exóticos soportes.

Por la parte interna es posible instalar dos discos duros directamente en las bahías dispuestas para tales efectos. Además de poseer un sistema de sujeción rápido, también podemos optar por los tornillos, que nos brindan esa firmeza que un soporte rápido nunca entregará.

El ventilador que venía en el paquete de accesorio se instala directamente en frente de los discos duros, para poder refrigerarlos correctamente, porque a pesar de que el gabinete no es cerrado los discos duros en uso toman temperatura y en la medida que la mantengamos más baja tendremos una mayor vida útil del disco.

Para los dispositivos ópticos también tenemos las dos opciones de sujeción al igual que para los discos duros.

Lo primero que haremos antes de montar la placa madre es colocar la fuente de poder y rutear los cables, además de instalar el disco duro y el grabador de DVD.

Luego instalamos la placa madre junto con sus tarjetas y el soporte plástico en la parte trasera.

Para desgracia nuestra los conectores de poder de la tarjeta de video topan con la carcasa del Big Boy y tendremos que quitar los conectores. Luego de tener armado y en su posición todo el sistema conectamos los cable, utilizando todas esas horas de tetris para maniobrar el el poco espacio que queda entre el Big Boy y la tarjeta de video.

Luego de tener todo en posición la plataforma toma forma y luce así.

Como pueden observar, se utilizo este pequeño disipador ya que colocar uno de tamaño normal o derechamente grande es imposible, ya que el Big Boy junto con su coraza lo impiden.

Cuando quisimos enchufar la fuente de poder tuvimos una sorpresa poco grata, el cable de poder queda my presioando en el poco espacio que hay para hacer la conexión eléctrica a la red domiciliaria de energía. Hubiera sido de gran ayuda que el Antec incluyera un cable de pode con un enchufe en 90º.

Por último, al encender el sistema se en estas luces en el panel frontal y el multicolor juego de luces del Big Boy. Para poder fotografiar las luces del panel frontal fue necesario apagar por un momento el juego de luces del Big Boy, que pronto verán en un video.

El Big Boy con su multicolor juego de luces, casi a tono con la cada día más cercana Navidad.


Conclusión

El concepto detrás del Skeleton es completamente innovador y nos atrevemos a decir que ningún fabricante que no sea de la talla de Antec se atrevería a hacer algo así. Para quienes gustan de desarmar su computador constantemente tendrían el 99% del problema solucionado con el Skeleton. Ahora, ese 1% que no contamos es el factor polvo, que en el tiempo de prueba para el gabinete no tardo en cubrir todo el hardware. El gran ventilador que posee el gabinete en su parte superior tiene la particularidad de poseer un juego de luces que le da un toque especial a este gabinete tan exótico, además, el nivel de revoluciones del ventilador es lo suficientemente bajo como para no perturbar el sueño y no impedir una conversación cerca del computador.

En cuanto al espacio ocupado por el gabinete, el área que ocupa es superior a 35x35 centímetros cuadrados. Esto no es mucho más a lo usado por un gabinete común, pero lo que puede complicar a más de alguno es la forma cuadrada de la base.

La instalación de la fuente en un principio fue muy simple, pero al mover los cables por entre los pequeños espacios que quedaban nos quedaron cortos los dedos, sería bueno mejorar las rutas para instalar los cables de la fuente de poder. Un tarjeta de video grande puede ser una pesadilla si no se instala correctamente, ya que el espacio para maniobrar es muy limitado gracias al inmenso ventilador que posee el gabinete.

El peso del gabinete está muy bien distribuido, y además contamos con dos manillas en la parte superior para hacer más fácil el desplazarse con el gabinete a cuestas.

En resumen, todo lo que deben saber es:

Lo Bueno

- Completamente innovador.
- Gran ventilador de bajas revoluciones y alto desempeño.
- La construcción es digna de Antec, sólida y de gran calidad.
- Es posible instalar una nueva placa madre en menos de dos minutos.
- A pesar de ser abierto, complementa esta característica con dos ventiladores.
- Fácil de transportar.
- Posee sujeciones rápidas para dos ópticos y dos discos duros.
- Excelente empaque, protegerá al gabinete durante un largo viaje.

Lo Malo

- El cable de audio del panel frontal es muy corto.
- El polvo acecha a cada instante todo el hardware.
- Instalar una tarjeta de video muy grande puede ser un problema.
- Los puertos USB delanteros son muy duros, el dispositivo USB entra y sale con dificultad.

Lo Feo

- No venía el manual en el paquete de accesorios.

Comente este análisis

powered byDisqus