Desmenuzando Windows 7: Explorador de Windows

En una nueva entrega semanal de nuestra serie de artículos dedicados a explicar en profundidad Windows 7, hoy vemos al clásico Explorador de Windows. Navegación, actividades, dirección y búsqueda serán los temas de hoy.

Gracias a las dos entregas anteriores junto con esta revisión del nuevo explorador en Windows 7, se puede tener una idea general del comportamiento de la nueva interfaz gráfica de este sistema operativo. Para poder comenzar, este apartado, lo más relevante es partir analizando la ventana principal del explorador, comparándola con la de su predecesor:

Se puede apreciar como se ha dividido esta ventana en las cinco partes que conforman las diferentes funciones del explorador: la barra de dirección y búsqueda (1), la barra de actividades (2), el panel de navegación (3), la ventana principal (4) y el panel de detalles (5). De estos cinco elementos, los que más recibieron cambios fueron los primeros tres y estos se detallaran a continuación:

Barra de dirección y búsqueda

Las funciones de esta barra se dividen en dos, la de más a la izquierda indica la dirección actual en donde el usuario está ubicado en su computador y por medio de las flechas que van apareciendo a medida que se ingresa a carpetas, se puede fácilmente llegar a otras ubicaciones. Esta barra no recibió ningún tipo de cambios y funcionalidad es idéntica a la de Vista.

Por otra parte, la barra de búsqueda, ubicada a la derecha si recibió cambios sustanciales que serán muy controversiales, pues a mucha gente se sentirá incomoda con la nueva interfaz mientras que otros la encontraran sencilla e intuitiva.

Cuando se realiza una búsqueda en Vista, aparece un nuevo botón en la barra inferior que contiene más opciones de búsqueda, la opción que mas resalta aquí es el panel de búsqueda. Dicho panel permite en su modo sencillo y avanzado filtrar aun más los resultados de la búsqueda, ya sea por una barra que permite filtrar por tipo de archivo, como por un conjunto de opciones que van desde el tamaño hasta el autor.

Al realizar la misma búsqueda en Windows 7, se puede notar que acceder a la barra de filtro o al panel de búsqueda es imposible, debido a que este ha sido eliminado por completo. En su lugar, se ha agregado una función en la misma barra de búsqueda que va sugiriendo términos para filtrar el contenido en base al tipo de documentos que se buscan. Por ejemplo, si uno está en la carpeta de fotos, al escribir un término clave de búsqueda, inmediatamente debajo de el aparece una subsección que da la opción de agregar filtros de búsqueda que el SO sugiere. Dichos términos se agregan a parámetros adicionales en la búsqueda y ayudan a filtrar el contenido.

El grave problema de esta implementación es que como el sistema solo muestra los términos que él encuentra relevantes en su momento, es difícil para un usuario inexperto descubrir que debe escribir para buscar por un atributo en particular. Por ejemplo, si uno se ubica en la carpeta de fotos y escribe un término de búsqueda, los filtros sugeridos son: nombre, fecha que fue tomada, tags y tipo. Pero si la persona quisiese buscar una foto por su tamaño y no sabe cuál es el parámetro de búsqueda, el tendrá que buscarlo en la ayuda de Windows o simplemente esperar a que este salga y recordarlo de ahí en adelante. Para usuarios avanzados que son expertos en búsquedas complejas en Google, este sistema puede resultar de ensueño, pero para el resto de las personas lo más probable es que cause innumerables frustraciones.

Lo positivo que tienen estas opciones es que al hacer click en los filtros la interfaz posterior a ello que permite seleccionar el rango es bastante fácil de utilizar y permite realizar búsquedas mucho más complejas incluso, para principiantes. Pero en términos generales las personas que más necesitan de este sistema no lo podrán explotar, lo cual va en contra de las buenas intenciones que tuvieron los programadores al desarrollarlo.

La otra opción relacionada a la búsqueda de archivos que que se ha agregado y es de interés, se llama Federated Search, la cual es otra opción de búsqueda que permite buscar en repositorios de información remota, tales como páginas web, redes sociales (Twitter y Flickr son dos ejemplos) y cualquier otro repositorio que implemente los estándares abiertos OpenSearch y RSS2. La forma como funciona este sistema es por medio de la descarga de conectores que quedan agregados los favoritos en el panel de navegación. Al hacer click sobre uno de ellos ítem en el panel de navegación e ingresar un termino de búsqueda, Windows entregara resultados en base a estos repositorios en línea extendiendo de forma muy interesante las opciones de búsqueda del usuario. Encontrar estándares abiertos y Microsoft en una misma frase es muy difícil, pero aplaudimos a la empresa por esta decisión pues abre muchas e interesantes opciones para encontrar contenido en una gran cantidad de ubicaciones.

La barra de actividades

El primer cambio obvio que tiene esta sección es el hecho de que su color ha cambiado a un degradé en azul pálido idéntico al de las aplicaciones de Windows Live. Esta es una excelente noticia (independientemente de si el color es agradable) pues por lo menos se ve un esfuerzo claro por lograr que esta parte de la interfaz grafica de sus aplicaciones sea coherente (a diferencia de otros ejemplos vistos en los artículos previos).

Junto con ello, han desaparecido los iconos que representaban las diferentes funciones que se podían realizar con el explorador en la carpeta en que uno se encontrase a excepción de tres iconos fijos que se encuentran al lado derecho de la barra. Aun cuando desde un punto de vista estético se ha limpiado la interface haciendo que se vea menos apiñada, estos cambios causarán un dolor de cabeza para muchos usuarios principiantes que recién están acostumbrándose a Vista, esto debido a que una buena guía para saber utilizar dicha barra es guiarse por los iconos y no por el texto que explica las opciones.

Las tareas disponibles en la barra de actividades (las cuales cambian dependiendo del contenido de la carpeta en donde se encuentra uno) no han cambiado mucho con respecto a las que se ofrecían en Vista. Como se menciono anteriormente, el único cambio (el cual es para bien) es haber movido las vistas de la ventana actual a la derecha, lo cual evita confusión de muchos usuarios al separar las tareas asociadas a la ventana actual con una que se emplea para todas ellas.

Finalmente, bajo la opción diseño se ha agregado un nuevo panel llamado “panel de biblioteca” el cual permite organizar el contenido de tal manera que sea fácil de visualizar. Básicamente lo que hace esta opción es aplicar el filtro deseado junto con un conjunto de opciones de visualización que maximicen la forma como se ordenan los archivos. Por ejemplo, al organizar los documentos por tipo, los iconos pasan a ser grandes y se agrupan en colecciones de documentos con el icono asociado a la aplicación, lo cual hace que sean fáciles de distinguir.

Panel de navegación

La parte superior de este panel mantiene los sitios favoritos, los cuales se reducen a tres categorías por defecto: escritorio, descargas y lugares recientes. A este lugar, por medio del arrastre de carpetas se pueden agregar ubicaciones adicionales a estos favoritos para tener un fácil acceso a ellas. Adicionalmente a esta característica, en los favoritos se agregaran las búsquedas guardadas ya sean de Federated Search o búsquedas guardadas por el usuario.

Adicionalmente, el panel de navegación encierra uno de los cambios funcionales más grandes de la estructura de orden de los archivos y junto con los favoritos refuerzan el hecho que Microsoft, aun cuando no haya podido desarrollar su famoso WinFS, (sistema de archivos con funciones de búsqueda estilo SQL) por medio de esconder lo mas que pueda la ubicación física de los archivos, se realice una transición a un sistema en el que la búsqueda de información prime por sobre la búsqueda de su ubicación. Dicho cambio funcional son las librerías que reemplazan a las tradicionales carpetas de documentos, música, fotos y videos.

A diferencia de las carpetas originales, estas son una colección de carpetas seleccionadas por el usuario, las cuales pueden tener cualquier ubicación. Por ejemplo, la librería de documentos por defecto alberga la ubicación que Microsoft concede a ella. Sin embargo, si uno quisiese agregar una colección de documentos que están en otro disco duro, en una carpeta particular, simplemente se hace un click derecho sobre ella y se agrega a la biblioteca documentos. Pero dicha funcionalidad no se limita a las cuatro librerías instaladas por defecto, uno puede crear cuantas librerías desee y organizarlas de tal forma que encontrar la información sea mucho más sencillo.

Con este nuevo método de organizar la información, desaparecen los días difíciles de tener que manualmente ingresar la nueva ubicación de la carpeta. La ubicación de los archivos asociados a estos cuatro grupos se vuelve relativa y se extiende la funcionalidad para no mantener un orden de ellas que se ciña a lineamientos que Microsoft haya decidido implementar. En términos generales, la agrupación en bibliotecas es un paso acertado en esta era de múltiples discos duros de gran capacidad en donde la información relevante esta esparcida en varios de ellos o simplemente en múltiples particiones.

Con esta mirada al nuevo explorador de Windows 7, concluye nuestro análisis de la interfaz gráfica del próximo sistema operativo de Microsoft. Como ha sido la constante en estos tres artículos, la empresa ha creado muchas funciones practicas y se ha preocupado por mejorar la consistencia de la experiencia. Pero así como ha tenido grandes aciertos, la empresa, en aras del progreso ha descuidado otros aspectos que potencialmente afectaran a muchos usuarios.

La visión en términos generales del gigante de Redmond es coherente y tiende a ordenar popurrí de opciones y funcionalidad introducidas en Windows Vista que se caracterizaron por su carácter caótico. Sin embargo, se han debido hacer muchos sacrificios en el camino, y probablemente debido al arduo trabajo, han olvidado tener esto en consideración en muchas otras aéreas. A estas alturas, es muy difícil esperar que muchos detalles de la interfaz cambien, pues la representación de este Beta es prácticamente lo que se verá –según Microsoft- en la versión final, salvo pequeños ajustes. Lo único que queda esperar es que los detalles que queden pendientes sean resueltos en versiones posteriores de Windows y de ahí para adelante, se mantenga un criterio unificado para el diseño de la interfaz grafica que no le cause dolores de cabeza a los usuarios.

Comente este artículo

powered byDisqus