Intel X25-M SSD 80GB

x25-mComo ya se habrán enterado, desde hace algún tiempo al a fecha, Intel esta fabricando y comercializando ‘discos’ de estado solido o SSD. A continuación pondremos uno de estos modelos a prueba y daremos nuestro veredicto al respecto.

El segundo disco de estado sólido que revisaremos viene de la mano de Intel, con un SSD de la línea X25, prometiendo superar con creces el rendimiento de los discos con controladoras JMicron y dejando atrás a los discos duros actuales.

Intel en estos momentos ataca por distintos flancos el mercado de los semiconductores y uno de ellos es el de las memorias NAND Flash, conocidas hoy por estar dentro de todos los discos de estado sólido. Es de saber que este tipo de discos aumenta considerablemente la eficiencia del bus de datos SATA, además de incorporar características como acceso casi instantáneo a la información y también la protección anti golpes que poseen de por si estos discos que no poseen partes móviles, tal como los conocidos pendrives.

En esta ocasión el SSD que revisaremos equipa una controladora Intel, de las que se habla mucho sobre el rendimiento en escritura y lectura gracias a la tecnología de manejo de datos que incorpora, todo con tal de llevar al máximo posible la vida del disco y la eficiencia de este.

Ahora, no todo es miel sobre hojuelas, ya que la controladora equipada en este disco es costosa y a diferencia de la JMicron, no todos los SSD la tienen, solo por cosa de costos.

Intel promete con sus SSD y esperamos ver lo que queremos, MB/s por doquier, con esto lo invitamos a seguir leyendo esta nueva revisión de CHW, con el gentil auspicio de Intel.

.

Primera Mirada

El diseño del disco es simple, negro y blanco con una carcasa íntegramente construida en metal. En la etiqueta se aprecian detalles técnicos y especificaciones que más de alguna vez serán útiles.

Por la parte trasera solo hay agujeros para los tornillos y un negro mate.

El puerto SATA de datos junto con el conector de poder especial para discos con interfaz SATA.

Al quitar cuatro pequeños tornillos, de inmediato, queda a la vista la placa con las memorias NAND Flash Intel, en total 10 por cada lado. Esta es la parte trasera de la placa del SSD, ya le daremos una vista frontal.

Al quitar la placa por completo del cofre vemos la controladora Intel, las otras 10 memorias NAND y la memoria Samsung que actúa como caché, pero no del disco, es el caché de la controladora para que el sistema de escritura especial que posee este disco pueda trabajar sin perder datos.

Parece simple, pero es más difícil de lo que se ve, ya que la controladora posee un sistema especial para mejorar el tiempo de vida de cada sector del disco, tratando de repartir de forma equitativa las escrituras en el disco.

Más de cerca la controladora junto con su memoria caché, que es parte de una característica conocida en los SSD como “Amplificación de Escritura”, ya que si se necesita escribir un bloque de 4KB primero se necesita escribir un sector de 128KB desde el disco a la memoria para luego volver a escribir por completo el sector de 128KB, con lo que estamos malgastando las opciones de escritura de la memoria NAND Flash.

Intel en un gran esfuerzo por aumentar el rendimiento de sus SSD mejoró los algoritmos de escritura y redujo de forma considerable la amplificación de los datos a solo 1,1x veces, que contrasta mucho con las 20x-40x veces que se amplifican los datos en las controladoras normales. Esta característica aumenta de forma considerable la expectativa de vida del SSD y también reduce el tiempo de escritura, haciendo más eficiente el disco en ámbitos energéticos y de rendimiento.

La memoria DRAM Samsung que de 16MB y es de uso exclusivo de la controladora, al igual que en los discos duros que todos poseen. Algo que puede parecer extraño es que este disco es compatible con la tecnología NCQ, a pesar de tener acceso casi instantáneo a la información, raro pero cierto.

Las 20 memorias NAND se conectan a través de 10 canales de datos, por cada dos memorias hay un canal, lo que de ciertamente ayuda a mejorar también el rendimiento de este SSD, que se jacta de ser uno de los más rápidos del mercado.

Las memorias NAND Flash de 32Gbit, es decir 4GB cada una. Estas memorias son del tipo MLC y están construidas con tecnología de 50nm. Estas memorias NAND Flash tienen como especificaciones máximos de transferencia 250MB/s para la lectura y 70MB/s para la escritura.

Más de cerca la parte trasera de la placa, en la que vemos las 10 memorias NAND Flash.



Plataforma y Metodología

Plataforma de Pruebas

Intel Core i7 Extreme 965
Foxconn Bloodrage X58
Qimonda 2×1GB 8-9-9-23 1T 1,5v
Kingston 1×1GB 8-9-9-23 1T 1,5v
Sapphire Radeon HD 4850 X2
Hitachi Desktar 82GB SATA II (sistema operativo)
Patriot WARP 128GB SSD
Intel X25-M 80GB SSD
CoolerMaster Real Power Pro 850W

Microsoft Windows Vista Ultimate 32-bit SP1
Intel INF 9.1.0.1012
ATi Catalyst 9.12
Futuremark PCMark Vantage
Futuremark PCMark05
HD Tune Pro 3.00

Metodología de Pruebas

Debido a las altas velocidades de transferencia de datos que posee este disco de estado sólido en especial se hace difícil medir su rendimiento como acostumbramos transfiriendo gran cantidad de archivos entre distintas unidades o moviendo archivos de gran tamaño. Debido a que este SSD de Intel es uno de los más poderosos del mercado se nos hace completamente imposible probar el rendimiento al hacer transferencia de archivos, por lo que esperamos poder tener dos SSD iguales para traerles este tipo de pruebas.

Tendremos en nuestra parrilla de pruebas al debutante HD Tune Pro 3.00, una utilidad muy práctica que al igual que HD Tach permite medir variados parámetros que determinan las capacidades de un disco duro. También utilizaremos la Suite para disco duro que posee 3DMark Vantage, donde se estresa de forma constante durante más de 20 minutos al disco duro, haciendo extensas pruebas de manejo de datos y tareas diarias que puede sobrecargar a un disco duro. Además de Vantage quisimos reflotar al viejo PCMark05, que nos permite ver un rendimiento teórico del sistema bajo altas cantidades de IOPs.

Todas las pruebas se ejecutaron tres veces luego que el resultado se hizo estable, de tal forma de evitar errores. En algunos casos pueden parecer extraños los resultados, pero estos fueron corroborados una y otra vez llegando al mismo punto de partida.

Pruebas

Lo primero que hicimos fue comprobar que el disco estaba íntegramente operativo y para ello utilizamos la opción de escaneo de errores de HD Tune Pro 3.00, arrojando un excelente resultado preliminar en la velocidad de escaneo.

Luego continuamos con las pruebas de lectura, esperando lo mejor ya que teníamos un desliz visto en el escaneo de errores. Para que tomen consideración de la diferencia de ambas controladoras es que les colocamos capturas de pantalla de una de las pruebas hechas con HD Tune Pro 3.00 al SSD Patriot e Intel.

Intel X25-M 80GB SSD

Patriot WARP 128GB SSD

El rendimiento del disco Intel supera notablemente al del SSD Patriot, gracias a la tecnología de la controladora y de las memorias NAND Flash Intel.

Al igual que para la lectura les colocamos un par de capturas para que noten el régimen de escritura mejorado que tiene el SSD Intel, que se mantiene mucho más estable que el rendimiento del Patriot WARP, que a ratos desciende de forma considerable.

Intel X25-M 80GB SSD

Patriot WARP 128GB SSD

A pesar que el disco Intel es rápido, el WARP posee un pico de escritura mayor, pero no se alarmen, su mínimo es el extremo opuesto de los 92,1MB/s máximos. Es así como el disco Intel se mantiene entre 66,5 y 76,1MB/s, sin descender ni aumentar más allá de estos valores. Nada de mal, siempre es preferible la constancia a la rapidez momentánea.

El tiempo de acceso real del SSD Intel es de 0,085 ms, pero como HD Tune Pro 3.00 tiene como mínimo 0,1 ms es que vemos este resultado repetirse en gran parte de las pruebas, así como en otras teníamos 0,0 ms de tiempo de acceso, o sea, instantáneo. Por su parte el WARP tiene un tiempo de acceso de 0,2 mili segundos, nada de mal pero Intel está en la línea sub 100 micro segundos.

Tanto en PCMark Vantage y PCMark05 el X25-M obtiene una gran ventaja por sobre su competidor y no queda más que pensar que Intel hizo un excelente trabajo tanto en su controladora como con las memorias NAND Flash, pero esta tecnología cuesta y cuesta mucho.



Conclusión

Seguramente muchos de los que estén leyendo esto desearían tener un X25-M o un par, para instalarlo en su notebook o en su computador de escritorio, ya que estamos ante uno de los SSD más rápidos del mercado, bordeando sus especificaciones sin dejar espacio para el bajo rendimiento.

Cuando probamos el Patriot WARP vimos una diferencia notable entre los discos duros rígidos y los discos de estado sólido, pero hoy vemos que dentro de los discos de estado sólido es posible seguir desmarcándose dentro de los mejores, gracias a un acabo trabajo de optimización por parte Intel tanto en los algoritmos de escritura como en el manejo de datos.

Con el X25-M se da un paso importante, pero a la vez seguimos empantanados, ya que tenemos un disco muy rápido pero de poca capacidad, que aún no encanta a muchos porque si lo comparamos contra un disco de solo 320GB y poco más de 100MB/s en lectura/escritura, muchos preferirán a este último por el costo por GB.

Intel sale al paso de quienes dicen que un disco basado en memorias NAND Flash es propenso a fallas, ya que como son memorias el número de escrituras es limitado, pero siendo sinceros este número es realmente alto y no representa ninguna desventaja técnica al compararse con un disco rígido , que también es propenso a fallas y más catastróficas.

Aunque aún no es momento para pedir precios bajos, esperamos que dentro del 2009 los SSD sean una realidad que muchos puedan vivir y aprovechar, ya que dentro de los avances tecnológicos este es un salto gigante.

El honorable Consejo de Ancianos de CHW sesionó de forma extraordinaria y el resultado fue:

Lo Bueno

- Es uno de los SSD más rápidos del mundo si tener memorias SLC.
- El rendimiento del sistema se eleva de forma considerable.
- La controladora es muy eficiente, realmente eficiente.
- Resiste golpes e impactos que un disco rígido no soportaría.
- Puede ser el compañero perfecto para un notebook.
- El X25-M posee el tiempo de acceso más pequeño, solo 0,085ms.

Lo Malo

- 80GB de almacenamiento pueden parecer poco para muchos.
- El costo aún es muy alto.

Comente este análisis

powered byDisqus