Acer Aspire One D250

Uno de los netbooks más populares del mercado llega a los laboratorios de CHW para unirse a la nueva serie de revisiones de equipos portátiles, y en esta ocasión analizamos las capacidades del Aspire One de Acer

Hace algún tiempo dimos inicio a la temporada de revisiones de equipos portátiles con el HP Pavilion dv2, y hoy agregamos a la lista un nuevo sujeto de pruebas, el Acer Aspire One D250, uno de los netbooks más populares del país (y del mundo en general) gracias a su atractivo precio y prestaciones técnicas decentes, apoyados por la creciente inercia de Acer en el mercado global gracias a su agresiva política de expansión hacia América.

Volviendo a nuestro sujeto, el Aspire One es, en los números, casi idéntico a tantos otros netbooks del mercado, por lo que las pruebas técnicas no serán especialmente reveladoras, dejando al estilo y usabilidad como los factores determinantes que lo distinguirán de su competencia, y por supuesto estos son los puntos que serán críticos en nuestra revisión.

Con esto en mente, los dejamos con el as de Acer para aprovechar al máximo la ola de popularidad de los netbooks.

img_55091


Primera Mirada

El Aspire One viene empaquetado en una caja bastante más vistosa que la tradicional solución de color café, dentro de la cual encontraremos el netbook debidamente acolchado y con todos sus accesorios en orden.

img_54851
Indagando un poco en estos últimos nos topamos con lo básico, manuales de uso, ofertas varias, términos de garantía y, lo más agradable, un bolso para acarrear nuestro compañero de viajes sin riesgo a que se raye, y con una calidad y diseño bastante decentes.

img_54871

El cargador del Aspire One es bastante diminuto en comparación a lo que estamos acostumbrados a ver en materia de notebooks, y con un desempeño silencioso (sin sonidos eléctricos misteriosos viniendo de su interior), soporte para voltajes 100 / 240 V y cable de corriente estándar no tenemos nada de qué quejarnos, salvo del adaptador para poder utilizarlo en tomas de corriente nacionales, pero al parecer las versiones retail del Aspire One se venden con un cable tradicional en estas latitudes.

img_54901

Entrando de lleno al netbook propiamente tal, el Aspire One apuesta a un diseño sobrio, roto solamente por una elección de color inusual, que nunca nos terminó de convencer sobre un gris o negro más tradicionales, especialmente porque Acer optó por hacer los interiores del portátil del mismo color que su cubierta, como veremos luego.

img_54941

En su parte frontal, el One sólo nos muestra su LED de batería y estado, además del switch para activar o desactivar la conectividad inalámbrica del equipo.

img_55101

En su extremo derecho, un lector de tarjetas SD, dos puertos USB, conector de energía y seguro Kensington estándar

img_55131

En el lado trasero sólo se vislumbran las bisagras y batería del equipo.

img_55141

Finalmente, en el extremo izquierdo se dejan ver un puerto de red, rejilla de ventilación, salida de video VGA, un tercer puerto USB y los conectores de entrada y salida de audio.

img_55151

La selección de puertos del One es muy razonable y cumple a cabalidad las necesidades de la mayoría de sus usuarios objetivos. Además, su distribución es muy natural, y es especialmente agradable ver que la rejilla de ventilación está del lado izquierdo, para felicidad de la mayoría del mundo que usa un posible mouse con la mano derecha, aunque en cualquier caso el sistema de refrigeración rara vez emitía aire caliente por esta salida.

En el reverso del One nos encontramos con un cuerpo de plástico, lo suficientemente resistente como para no ceder ante la presión de los dedos, por lo que la calidad de construcción por suerte no fue sacrificada en el proceso de reducción de costos.  Desde acá tenemos acceso directo al disco duro del equipo, a la única ranura para memoria RAM disponible y a un puerto mini PCI Express sin utilizar, que probablemente es usado en las versiones del equipo que implementan conectividad 3G.

img_54971

Como decíamos anteriormente, los interiores del Aspire One heredan el azul de su cubierta en una jugada inusual, que hubiesen resultado con un acabado más elegante con un negro más sobrio.  Como se puede ver, la pantalla de 10,1” tiene un borde plástico considerable, que gatilla nuestro reflejo subconsciente de “¿Por qué no colocaron una pantalla de 11,1” en ese mismo espacio?”, quizás en ese punto los netbooks empezarían a abordar nichos que los fabricantes no quieren amenazar aún.

El One también presenta un curioso sistema de bisagras, alejadas ligeramente del cuerpo del equipo y que generan un pequeño espacio vacío entre la pantalla y el resto del netbook, todo para probablemente darle espacio a la batería.

img_55031

Acercándonos al teclado, notamos que no es “edge to edge” como en modelos como el MSI Wind y similares, por lo que tenemos franjas de espacio sin ocupar a ambos lados del teclado, lo que redunda en que este último es ligeramente más pequeño que el de su competencia, que sí utiliza todo el espacio disponible. A pesar de esta omisión el teclado del One es utilizable, con una disposición perfectamente razonable y tamaños aceptables para las más importantes, con la notable excepción de la barra de retroceso, ligeramente corta para nuestros gustos pero a la que uno se acostumbra a las pocas horas, aún así se hubiesen agradecido dimensiones más generosas.

El teclado emite ligeros signos de debilidad al tipear, pero esto es casi imposible de evitar en un equipo de este rango, pero por lo menos en ningún momento se sintió que estaba a punto de ceder, y sólo queda acostumbrarnos al tacto de un teclado más débil que el de nuestro equipo principal.

Finalmente hacemos una escala en el touchpad del One, ligeramente pequeño pero al que uno se acostumbra rápidamente y con una sensibilidad ideal, detectando nuestro dedo con sólo apoyarlo ligeramente.  En principio el touchpad tiene capacidades multitáctiles, y reconoce los gestos de zoom (seperar o juntar dos dedos), avance (deslizar dos dedos hacia un lado) y scroll (hacer círculos con un dedo partiendo en una esquina), pero más allá de probar que efectivamente funcionan con algo de práctica encima, rara vez los ocupamos debido al reducido tamaño de la solución.

El único botón del touchpad actúa como click izquierdo o derecho dependiendo de qué extremo presionamos, y realmente nunca se entendió el beneficio de juntar ambos botones, que sólo agrega confusión a la hora de decidir qué tan lejos del centro tengo que presionar para que el botón responda adecuadamente.

img_55081

Especificaciones Técnicas

Los datos técnicos del Aspire One son, en principio, idénticos a los de tantos otros netbooks, con el procesador Intel Atom N270 llevando la batuta junto al envejecido chipset 945 con gráficos integrados Intel GMA 950, pero el Aspire también cuenta con un disco duro de capacidad muy respetable y conectividad WiFi a través de un chip producido por Atheros, reconocido por su hardware en redes de buena calidad.

Más allá de esto, nos sorprende ver una instalación de Windows XP Home Edition, al que creíamos extinto desde hace años.

Netbook Acer Aspire One
Procesador Intel Atom N270 1,6 GHz (12 * 133 MHz) 512 KB L2
Memoria 1 GB PC2-5300 5-5-5-15 2T
Chipset / Southbridge Intel i945GSE – Intel 82801GBM ICH7-M
Tarjeta de video Intel GMA 950
Audio Realtek ALC272
Almacenamiento Seagate ST9160310AS 160 GB 5400 rpm
Pantalla LED 10,1” (1024x600)
Tarjeta de Red Atheros AR8132
Tarjeta de red inalámbrica Atheros AR5007EG
Batería - Cargador Li-ion SANYO 1900 mAh (12,5 V) – Cargador 65W
Sistema Operativo Windows XP Home Edition
Tamaño 24,9 x 17,0 x 29 mm.
Masa sin cargador 1,27 kg.

Además, el One incluye las siguientes características entre sus facultades secundarias

Salida de video VGA
Salida/entrada audio Micrófono y Audífonos
Altavoces Genéricos
Bloqueo Kensington
Datos 3 USB 2.0
Lector de tarjetas
LAN RJ45

Metodología

Para mantener la consistencia entre todas las revisiones de notebooks, nos apegamos a las mismas reglas que en la revisión del HP Pavilion dv2, notando solamente que estamos frente a un equipo de potencia extremadamente limitada y dotado de una solución gráfica igualmente débil, por lo que es altamente probable que los resultados en las pruebas exigentes en los subsistemas de procesador y gráficos resulten absurdos.  De cualquier forma se registraron estos valores con el fin de representar en términos relativos la potencia del Atom con respecto a su competencia.

Además, la limitada resolución de la pantalla del equipo nos obligó a utilizar un monitor externo para aquellas pruebas que exigían una resolución mínima para ser ejecutadas, como  por ejemplo 3DMark 2006.

Los programas y utilidades utilizados para estas pruebas son los siguientes:

Benchmarks Adobe Photoshop CS4 v11
Cinebench R10
Futuremark 3DMark 2006 Professional
Futuremark PCMark 2005
HD Tach 3.0.4.0
WinRAR 3.9 beta 5
Utilidades CPU-Z v1.52
Everest Ultimate Edition v5.02.1750
FRAPS 2.9.9
GPU-Z 0.34

Someter a un netbook a las pruebas que aquí presentamos se puede considerar poco menos que un acto de sadismo, pues a final de cuentas no es el objetivo de un netbook "renderear" escenas ni hacer trabajo pesado en Photoshop, pero como se mencionó antes los resultados son vagamente útiles para establecer criterios de comparación básicos entre este y otros equipos.

Adobe Photoshop CS4 v11 @ Desenfoque radial - 100% zoom Segundos
HP Pavilion dv2-1010LA 363,1
Acer Aspire One 495,9
CineBench R10 Single CPU | CB-CPU Multi CPU OpenGL | CB-CFX
HP Pavilion dv2-1010LA 1262 - 546
Acer Aspire One 545 841 -
Futuremark 3DMark 2006 @ 1024×768 SM 2.0 SM 3.0 CPU TOTAL
HP Pavilion dv2-1010LA 173 - 599 367
Acer Aspire One 56 - 485 122
Futuremark PCMark05 PCMarks
HP Pavilion dv2-1010LA 1918
Acer Aspire One 1499
HD Tach 3.0.4.0 HDD | MB/s USB | MB/s
HP Pavilion dv2-1010LA 57,0 27,6
Acer Aspire One 56,2 33,2
WinRAR 3.9 Beta 5 @ Compresión de datos KB/s
Acer Aspire One 362
HP Pavilion dv2-1010LA 357
Reproducción WMV HD @ FPS promedio 720p 1080p
HP Pavilion dv2-1010LA 23,9 22,6
Acer Aspire One 24,0 9,0

Como se podía esperar, los resultados de las pruebas exigentes en el uso de CPU y tarjeta de video fueron desastrosos, mientras que la velocidad de transferencia del disco y de los puertos USB resulta algo más razonable. De cualquier forma, el netbook logra manejar video en resolución 720p sin sobresaltos, pero 1080p está simplemente fuera de discusión.

Experiencia de Uso

Las pruebas sintéticas poco y nada nos sirven para evaluar la idoneidad de un netbook para nuestras necesidades, así que un análisis algo más subjetivo está a la orden del día para juzgar este equipo.

En primer lugar, Acer siguió la tendencia del mercado con una pantalla de 10 pulgadas y resolución de 1024x600 píxeles, y si bien el tamaño es adecuado, la resolución prueba una y otra vez ser una limitante importante, dejando menúes con botones ocultos al estar diseñados para una resolución de 768 píxeles verticales, haciendo una proeza la utilización de algunos programas de uso común, y sólo esperamos el día en que se salte a las 11,1” y 1366x768 de resolución, que marcaría un balance ideal de portabilidad y usabilidad.

En términos de calidad, no entraremos a hacer un análisis profundo de la pantalla del One, pero podemos decir que su retroiluminación LED permitió un nivel de brillo impresionante, con colores “vívidos”, por lo que el usuario promedio estará complacido.

img_55171

img_55181

img_55221

Los ángulos de visibilidad de la pantalla estuvieron en línea con lo esperable para paneles TN, salvo por los ángulos de visión inferiores que tendieron al oscurecimiento en vez de obtener colores negativos, un cambio agradable, pero que para los efectos prácticos no significa mucho.  En el rango de ángulos más comunes de uso el One no mostró cambios importantes de color entre posiciones ligeramente diferentes, por lo que no nos causará dolores de cabeza en la vida cotidiana.

En el día a día el Aspire One probó ser un compañero ligero y confiable, saliendo rápidamente de suspensión y captando señales WiFi con la misma intensidad que notebooks promedio equipados con soluciones de Broadcom e Intel.  Al momento de tomar notas en clases el One no tuvo problemas en dominar Microsoft Word 2007, sin presentar los típicos atrasos entre el momento en que presionamos una tecla y en el que se despliega en pantalla.  Ahora que hablamos del teclado, si bien es relativamente pequeño, su buena disposición permite acostumbrarse al mismo con algo de práctica, aprendiendo a tocar las teclas con un poco más de sutileza para no presionar por error a sus hermanas, aunque las personas con dedos más gruesos podrían necesitar probar la técnica en una tienda o con el netbook de un amigo, aún así es molesto que Acer no haya aprovechado el tamaño horizontal adicional disponible en los bordes del teclado.

Las tareas en Internet básicas se desempeñaron rápidamente, revisando correos y utilizando clientes de mensajería sin complicaciones, pero al momento de querer ver videos en YouTube, la codificación del medio en particular y el plugin Flash prueban ser demasiado exigentes en algunos casos, obteniendo un resultado entrecortado, especialmente en videos en "High Quality" o "High Definition".

La autonomía del Aspire One, utilizandolo en tareas ligeras de ofimática e Internet y con el brillo de la pantalla al 50% (más que suficiente) llegó a 3 horas y 20 minutos, en línea con lo que se esperaría de la capacidad de su batería, y en este lapso no se notó caliente en ningún momento.  Al estresarlo con benchmarks, el netbook alcanzó temperaturas bastante más molestas, pero este escenario es muy poco realista para los efectos prácticos.

El apartado de audio está marcado por diminutos parlantes genéricos de baja potencia, así que poco hay que decir, los netbooks no son equipos de audio, y presumir que se pueden utilizar como tales es una mala idea, por lo que no haremos más comentarios al respecto.

Finalmente, notamos que la construcción del equipo es bastante sólida, y no da señales de debilidad en ningún punto de su estructura.

Conclusión

Llegar a una conclusión en torno a un netbook es un trabajo delicado, pues tenemos a mano una línea de equipos altamente especializados en un nicho, y que obviamente se desempeñarán muy mal al sacarlos de su medio, y además tenemos hay que considerar que casi todos los netbooks disponibles en la actualidad son idénticos entre sí en el apartado técnico.

Con esto en mente, el Aspire One es un digno representante de los ultraportátiles para presupuestos apretados, con un conjunto de partes estándar de buena calidad (y no las tarjetas inalámbricas Realtek que se han visto en equipos de otras marcas), construcción sólida y capacidad de llevar a cabo las tareas de ofimática e Internet para las que fue encomendado.  Sin embargo, la baja resolución de la pantalla, el teclado ligeramente estrecho y la incapacidad de reproducir eficientemente algunos videos flash son limitaciones importantes que deben ser indicadas, sin importar si todos los netbooks sufren de estos mismos males.

Los números del desempeño de Atom con el arcaico chip gráfico Intel GMA 950 resultaron tan nefastos como esperábamos en un comienzo, por lo que se pone énfasis una vez más en el cuidado que hay que tener al escoger uno de estos equipos por sobre soluciones de 12 o 13,3 pulgadas de prestaciones mayores.  En este apartado cabe recalcar que Intel ya está desplegando netbooks con la solución gráfica GMA 500, presuntamente nueva (y con capacidad de reproducir algunos videos HD por hardware), pero con un desempeño igualmente paupérrimo, por lo que el grueso de los netbooks seguirá siendo muy débil en este punto.

Haciendo la raya para la suma tenemos el importante factor costo, punto en el que el Aspire One se sitúa como uno de los ejemplares más baratos del mercado nacional, lo que combinado con una posición sólida en términos de calidad con respecto a su competencia lo marca como la solución más atractiva para quienes se quieren sumar al grupo de usuarios con estos dispositivos al menor costo posible y sin perder facultades importantes.

Lo Bueno

  • Construcción sólida y partes de buena calidad
  • Precio de mercado competitivo
  • Autonomía razonable

Lo Malo

  • Desempeño paupérrimo, que se refleja en algunas actividades cotidianas
  • Teclado algo estrecho, especialmente al considerar que existe espacio sin aprovechar a ambos lados

Lo Feo

  • Ya es hora de ver pantallas de 11,1" y 1366x768 de resolución, algo posible sin aumentar el tamaño del equipo

powered byDisqus