Juez determina que tú no eres tu IP

No somos números

En EEUU, tan solo el año pasado más de 100.000 personas han estando en la mira de los titulares de los derechos de autor, quienes han interpuesto demandas en masa contra usuarios de Bit-Torrent. La idea de los titulares es es obtener la información personal de quienes -supuestamente- han compartido material con copyright y arreglarse con ellos fuera de tribunales usando tácticas amenazadoras llamadas "paga o si no..." le paso tus datos a Sony. Pues bien, en un acto que podría establecer precedentes, el juez federal de primera instancia Harold Baker le negó a los titulares de los derechos de autor el llevar a la corte a los ISPs de varios usuarios "sospechosos" porque una dirección IP no equivale a una persona.

VPR Internationale, una compañía canadiense de películas para adultos esperaba obtener de las ISPs citadas información relacionada a las direcciones IP de sus suscriptores. Los abogados se frotaban las manos, pensando en que cuando tuviesen los datos de Juanito (abasiofilo), Pedrito (macrofilo) y Avenito (rabdofilo), les sería fácil llegar a un acuerdo extrajudicial. Después de todo, nadie quiere estar abiertamente involucrado con material pornográfico, a menos que seas este tipo.

Sin embargo, el juez Baker sorprendió a muchos al negar a la compañía a tener los datos que manejan las ISPs. ¿Razones? Hay muchas, según explica el mismo juez:

El infractor podría ser el abonado, alguien que mora en la casa del abonado, una visita con su laptop, un vecino o alguien estacionado en la calle en cualquier momento. [En caso de permitir acceso a esta información] la vergüenza a la exposición pública podría ser demasiado grande, el sistema jurídico demasiado desalentador y costoso, para que alguien cuestione si el demandante VPR tiene evidencia competente para demostrar su caso."

Antes de que piensen que tamaños argumentos de boca de un juez son señales inequívocas del fin del mundo, hay que aclarar que Baker tenía fresco en su memoria un caso que causó revuelo en EEUU cuando supuestos pedófilos fueron allanados por autoridades siendo que más tarde se descubrió que los verdaderos culpables se habían colgado del Wi-Fi de los dueños de casa.

El abogado Robert Cashman, que representa a varios involucrados en casos similares, piensa que la decisión del juez tiene el potencial de terminar con este tipo de juicios. Solo falta esperar a que otros jueces lleguen a la misma conclusión que Baker.

Link: IP-Address Is Not a Person, BitTorrent Case Judge Says (TorrentFreak)

powered byDisqus