Kingston Wi-Drive, almacenamiento externo con Wi-Fi

La solución para los dispositivos Apple que no tienen ranura de expansión para aumentar la capacidad de almacenamiento ya aterrizó en nuestros laboratorios.

Autor: Luis Felipe Castillo
Fotografías: Mariano Mancilla 

El almacenamiento externo existe desde hace mucho tiempo, es más, no es ninguna novedad y para muchos puede resultar hasta extraño que exista algún tipo de innovación con este tipo de dispositivos. Ahora, la necesidad nace cuando los usuarios de productos Apple no tienen la opción de hacer crecer el almacenamiento interno de sus dispositivos, ya que estos no cuentan con una ranura para memorias microSD y de esta forma se ven limitados al espacio con que compraron su iProducto.

Más de alguno pensó en una solución y luego dijeron ¡bingo!, la nube es la solución, pero no se puede sincronizar entre varias personas la misma información. Ahí es cuando entra el Wi-Drive, un dispositivo de almacenamiento con la posibilidad de compartir los datos mediante una conexión Wi-Fi.

Primera mirada

Comenzando con este mAnálisis (micro análisis), tenemos el empaque del producto junto con lo que trae adentro que no es el Wi-Drive, un cable USB a mini USB para poder cargar el dispositivo, además de poder traspasar los datos por medio esta misma interfase. Por si no saben como empezar a usarlo, el manual siempre es una buena ayuda para guiarlos en el correcto uso del dispositivo.

Ya fuera de su caja, el Wi-Drive es como un celular, pero sin pantalla y con un solo botón, el de encendido. En la parte frontal tenemos dos luces de estado, una para el Wi-Fi que nos entrega el dispositivo, ya que actúa como un punto de acceso y además otra para indicar que tiene conexión a Internet a través de él, es decir, es un punto acceso para los datos que tiene en su interior y también para Internet.

Esto debe ser así ya que como bien saben, gran parte de los nuevos teléfonos no son capaces de usar al mismo tiempo la conexión de datos y el Wi-Fi, o es una o la otra, por lo que si estamos conectados al Wi-Drive no tendremos la oportunidad de navegar, problema que se resuelve conectado el dispositivo a una red Wi-Fi con acceso a Internet, se ve complicado, pero es simple.

El Wi-Drive cuenta con 16GB de memorias NAND Flash en su interior y aunque lo intentamos, nos pudimos abrirlo sin poner en riesgo la integridad del dispositivo, por lo que desistimos para planificar mejor como abrirlo.

El pequeño botón de encendido está a un costado y al momento de encenderse se prende un LED de color verde que ilumina el mismo botón, por otra parte, cuando se está cargando este mismo LED parpadea. Algo que nos hubiera gustado es que se pudiera cargar el Wi-Drive mientras está en uso, ya que al ponerlo en carga se desactiva todo.

Una vez cargado, tuvimos una autonomía en nuestras pruebas de 3 horas y 20 minutos antes de necesitar carga, con un uso intensivo de 2 smartphones con Android (Samsung Galaxy S II y Motorola RAZR) y uno con iOS (iPhone 4).

El software es muy simple y compatible tanto con plataformas iOS como Android, aunque principalmente está pensado para los dispositivos Apple ya que son estos los que no tienen la posibilidad de ampliar la memoria.

Conclusión

Como ven, la interfaz es simple e intuitiva, es un navegador para carpetas como los que tienen todos los sistemas operativos con interfaz gráfica.

Con respecto al uso, tenemos que para copiar música logramos una tasa de transferencia promedio de 15 MB/s y para archivos más grandes logramos 10 MB/s, lo que puede resultar lento cuando copias más de 10GB en datos.

Algo que nos llamó profundamente la atención es la temperatura que alcanza el dispositivo, que medida con nuestro termómetro infrarrojo alcanzó los 51°C justo en la parte trasera, cerca del botón de encendido. Con esto, puede que si llevas en el bolsillo el Wi-Drive, te incomode la temperatura que alcanza.

Otro punto importante que no deben olvidar es que este dispositivo usa redes inalámbricas y por desgracia, en los aviones, esto dispositivos no deden ser utilizados.

Durante el tiempo que usamos el Wi-Drive, disfrutamos de poder compartir datos multimedia entre diferentes smartphones y la música fue el fuerte del dispositivo. Según Kingston, hasta tres dispositivos es recomendable, pero como bien saben, nosotros probamos hasta el límite y pudimos operar con 5 smartphones al mismo tiempo escuchando música.

Finalmente, tenemos que:

Lo Bueno

  • Puedes compartir archivos multimedia.
  • Aumenta la capacidad a los productos Apple que tienen ranura de expansión.
  • Es liviano y delgado.

 

Lo Malo

  • Se calienta bastante cuando está operando a máxima carga.
  • Se mancha y se raya con facilidad.
También pueden comentar en nuestro foro.
powered byDisqus