Investigadores logran automatizar parte del proceso en el desarrollo de CPUs

Parte de la labor de diseñar e implementar el diseño en un chip real, lo que es realizado en varios años por un grupo de los mejores ingenieros, hoy puede hacerse automáticamente, aliviando a Intel, AMD y otros.

Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos, han ideado un revolucionario método para simplificar el proceso con el que se llega a fabricar un microprocesador, lo que potencialmente podría permitir la entrada de más fabricantes al mercado con productos innovadores.

Primero, hay que saber que para crear un procesador, a grandes rasgos lo que tienen que hacer compañías como Intel o AMD son dos pasos: idear e implementar. En el primero, un grupo de ingenieros determinan la arquitectura y la especificación que asigna cómo los componentes que constituyen un núcleo deben ordenarse para rendir en tal o cual tarea. Y segundo, ese diseño arquitectónico debe ser traducido a una implementación para efectivamente fabricar el chip, tarea que requiere de otro gran grupo de ingenieros y puede llegar a tardar años.

Lo que se inventó, según lo publicado en un paper, es un sistema para automatizar la segunda parte del desarrollo de microprocesadores, dejando a los ingenieros únicamente la labor de diseñar los interiores, despreocupándose de la implementación, resultando en un producto --diseño-- que los fabricantes pueden tomar para hacer los chips en sus máquinas.

El beneficio más directo llega para las compañías que diseñan procesadores, como Intel o AMD, los que ahora se ahorrarán no sólo mano de obra, sino que además mucho tiempo, pues en lugar de tardar años, desarrollar la implementación del chip ahora podría demorar sólo algunos meses. Y es por eso que Intel e IBM también están detrás del proyecto, entregando apoyo.

Esto también abre las puertas para que otras compañías puedan entrar al rubro, las que pueden juntar los recursos para armar un grupo de ingenieros que diseñe, pero que antes no tenían el dinero ni tiempo para implementar los diseños en productos reales. Así, dichas nuevas empresas podrían enfocarse en un ámbito poco explotado del diseño de CPUs; productos específicos, es decir, crear procesadores que desde su diseño sean pensados para rendir mejor en ciertas labores y en otras no tanto, algo que no se hace en los productos para consumidores generales hoy en día, los que rinden relativamente bien en todos los ámbitos.

Link: Expediting Design Process May Boost Diversity in Multi-Core Processors (The Abstract)

También pueden comentar en nuestro foro.

powered byDisqus