Que ofrecen los SoC ARM Cortex-A15 al mercado de los servidores

Bajo precio, bajo consumo y alta seguridad son los argumentos con los que ARM pretende conquistar el mercado de los micro-servidores.

Durante los últimos meses tanto Intel como ARM se muestran los dientes mutuamente cada vez que pueden, cada cual afirmando poseer ventajas por sobre la otra; pero Intel fue más allá al considerar a ARM una moda pasajera al igual que viejos competidores como Transmeta.

El motivo de las agresiones entre ambas es que ambas pretenden expandir sus negocios a los segmentos dominados por la otra, convirtiéndolas en competidoras, lo cual significa buenas noticias para nosotros como usuarios (más competencia = mejores productos y menores precios). ARM, empresa que domina el segmento de los smartphones y tablets, trata de ingresar con fuerza al mercado de los equipos de escritorio, portátiles (notebooks y smartbooks) y micro-servidores (servidores de bajo consumo), áreas dominadas por x86; y para este último segmento pregona las siguientes ventajas de sus SoC Cortex-A15:

  • Rendimiento entre tres a cinco veces el de sus anteriores productos basados en Cortex-A9 (gracias a la combinación de mayor rendimiento por ciclo y mayor frecuencia de funcionamiento).
  • Muy bajo consumo de energía; un 60% inferior al de los SoC Cortex-A9 gracias al proceso de manufactura de 32nm, aunque ARM espera mejorar dicha relación con sus futuros SoC Cortex-A15 fabricados con los procesos de manufactura de 28 y 20nm.
    Suporte de hasta cuatro núcleos por SoC, y hasta 16 por SoC usando las tecnologías ARM CoreLink CCN-504 y DCM-520 (y miles de ellos usando múltiples nodos interconectados).
  • Soporte por hardware a cálculos de punto flotante aritméticos de media, simple y doble precisión.
    Virtualización por hardware.
  • Modo LPAE (Large Physical Address Extensions), gracias al cual pueden acceder hasta a 1TB de memoria instalada (con soporte a paridad y ECC “Error Correcting Code”).
  • Alta seguridad (gracias a su tecnología TrustZone).
  • Muy bajo precio. SoCs ARM Cortex-A15 con precios desde US$ 35 a US$50; en comparación con los varios cientos de dólares norte-americanos que cuestan los CPU de Intel y AMD.

No todo son ventajas para ARM, pues Cortex-A15 no soporta instrucciones de 64 bits, pero ARM posee otros SoC como Atlas (ARMv8) el cual si soporta instrucciones de 64 bits y es capaz de direccionar mayores cifras de memoria DRAM. Otro tema a mencionar es que si bien existen distribuciones de Linux compatibles con ARM enfocadas a servidores, aún no existe alguna versión de Windows enfocada a servidores (Windows RT está enfocado a tablets, notebooks y equipos de escritorio).

Link: ARM Cortex-A15 Servers? What Advantages does ARM Have?  (TechHum)

También pueden comentar en nuestro foro.

powered byDisqus