Sharp advierte: si su situación financiera no cambia les quedará poco tiempo en el negocio

Aún así, los directores de la compañía están confiados en su plan de reestructuración.

Pese a todo lo que están haciendo los jefes de Sharp para tratar de salir de la grave crisis que los aqueja, si la situación no cambia de forma radical entonces la compañía simplemente pasará a mejor vida. Así lo han advertido en un reciente informe publicado la semana pasada en Japón, donde se indica que existen "dudas materiales" respecto de la posibilidad de seguir funcionando como lo han hecho hasta ahora.

Eso sí, el anuncio tomó a poca gente por sorpresa. Según algunos analistas, hace un año esto hubiera sido sorprendente pero no a día de hoy, donde en Sharp intentan hacer de todo para que los números empiecen a escribirse en azul. Parte del plan de reestructuración incluye hacer alianzas con otras empresas -como Intel-, despedir empleados, rebajar sueldos, y hasta hipotecar sus instalaciones.

Aún cuando sus ejecutivos tienen esperanzas en que esto sea suficiente para paliar la crisis, podría también darse el caso contrario. Por ahora, las esperanzas de la compañía residen en la tecnología IGZO, y de acuerdo al analista Keita Wakabayashi, es esencial que Sharp se enfoque en la producción de pantallas de tamaño pequeño y mediano para poder sobrevivir. La batalla en el segmento de las pantallas más grandes la tienen prácticamente perdida.

Solo durante este año fiscal, en Sharp proyectan pérdidas de hasta 5.600 millones de dólares.

Link: Sharp's warning it may collapse surprises few (Computer World)

También pueden comentar en nuestro foro.

powered byDisqus