En teoría los microprocesadores Intel Core i7-3900/3800 Series ?Sandy Bridge-E? serían los primeros microprocesadores de Intel compatibles con el bus PCIe 3.0, pero problemas con dicha implementación ensombrecieron a las primeras versiones de esta línea de microprocesadores.
Se espera que los futuros microprocesadores Ivy Bridge-E tengan estos problemas completamente corregidos, convirtiéndose en el primer microprocesador de Intel con un robusto soporte al bus PCIe 3.0, ofreciendo hasta 40 líneas PCIe 3.0, haciendo posible los modos multi-GPU 2-Way 16x+16x y 4-Way 8x+8x+8x+8x SLI/CrossFireX, configuraciones que dejarán más que satisfechos a los usuarios más exigentes.


Artículo Completo: Ivy Bridge-E tendrá un IMC DDR3-1866 y mejor soporte al bus PCIe 3.0